lunes, 31 de enero de 2011 | | By: Activefitness

Dejar de fumar y hazte deportista




Los consejos que te pueden ayudar a mantener tu peso al dejar de fumar

Cuando nos acostumbramos a una adicción como el tabaco, sentimos un vacío al abandonarlo, que puede llevarnos a una nueva adicción. Muchas personas engordan al dejar de fumar porque sustituyen el cigarrillo en la boca por cualquier alimento que tengan a mano, y terminan engordando por adicción. Para evitarlo, debes enfrentarte a tus emociones y miedos y descubrir tus carencias ¿Hay algo en tu vida que no te gusta? ¿Sientes nerviosismo, ansiedad, tensión? Para conseguir dejar de fumar sin engordar, debes tener fuerza de voluntad frente a la comida.

Practica ejercicio cada día. El deporte provoca cambios bioquímicos en tu cuerpo y mente. Algunos de estos cambios son similares a los que produce la nicotina. Al hacer deporte se reduce la tensión, aumenta el grado de alerta mental y se liberan endorfinas, responsables de las sensaciones de bienestar y placer. Por lo que después de una hora practicando tu deporte favorito, no echarás de menos el cigarrillo, te sentirás mejor y reducirás el síndrome de abstinencia por nicotina.  Abandona el coche. Cuando decides desplazarte andando o en transporte público, alejas la tentación del cigarrillo. Además, andar rápido te ayuda a quemar más calorías y a poner tu metabolismo en marcha.
  1. Aléjate de las tentaciones. Ten a mano fruta, cereales integrales, o yogures desnatados para comer entre horas y evita los aperitivos ricos en calorías y grasas como las patatas fritas, galletas saladas, barras de chocolate o caramelos.  Abandona el café. El café y el tabaco están íntimamente relacionados en nuestro cerebro, por lo que cada vez que tomes un café, notarás que te falta el humo del cigarrillo. Intenta tomar infusiones o zumo de naranja cada vez que vayas a la cafetería.
  2. Aprende técnicas de relajación. Recurre a la respiración consciente cada vez que sientas ansiedad o nerviosismo, provocado por el síndrome de abstinencia.   Duerme al menos 8 horas. Necesitas toda tu energía para conseguir dejar de fumar, si no descansas, es difícil encontrar la fuerza de voluntad que te conduce al éxito contra el tabaco. 
  3.  Comunícate. Es más fácil conseguir dejar de fumar si tu familia, amigos y compañeros te apoyan e intentan ayudarte a conseguirlo. Además, cada día tiene sus malos momentos que te pondrán a prueba, los demás no tienen porque adivinar que tus nervios se deben a que estás dejando el tabaco.
  4. No te preocupes si ganas peso al dejar de fumar. Piensa que vas poder perderlos fácilmente si haces deporte, en cuanto se normalice tu vida como ex - fumador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada